Barnner2

Comparte fotos, música y videos en wamba.com

Barnner

Create your own banner at mybannermaker.com!
Copy this code to your website to display this banner!

Justificación

Este Blog Es Creado para las personas que no les
gusta tomar medicamento hechos por labolatorios
lleno de procesos quimicos y prefieren las cualidades
naturistas de las plantas medicinales
De todas formas solo es con intencion de informar de las cualidades de cada planta para uso de ellas acuda a un herbolario

domingo, 5 de septiembre de 2010








Temperaturas bajas, bebidas frías, resfriados, reuniones sociales… Si tras las fiestas navideñas te has quedado sin voz, prueba con una infusión de erísimo o una tisana. Las plantas medicinales se convierten en el remedio natural balsámico para tu garganta.
Las plantas son la solución natural para muchos de tus problemas de salud. El erísimo resulta muy eficaz para descongestionar las cuerdas vocales por su acción antiinflamatoria. De ahí que se conozca con el nombre de la “hierba de los cantores”. Por su parte, la tisana te permite combinar varias hierbas balsámicas para aprovechar todas sus propiedades. Ayúdate de infusiones y enjuagues bucales para aclarar la voz. Y olvídate de la afonía.
Es destacable mencionar que el Instituto Químico Biológico (IQB) ha creado un diccionario ilustrado de términos especializados, una información preparada por profesionales y acreditada por el Proyecto Webs Médicas de Calidad en lengua española. El ICQ pone a tu disposición un atlas de plantas medicinales, en el que detalla sus características y sus propiedades curativas.
Hierba de erísimo 
Erísimo, palabra procedente del griego, se traduce como "yo salvo el canto". Desde la antigüedad se usaba como planta infalible para la pérdida de voz, sobre todo para los que ésta era su instrumento de trabajo principal, como podían ser cantantes y oradores. El IQB destaca su contenido en aceite esencial, pectina, mucílagos y heterósidos. Esta es una composición que lo convierte en un bálsamo ideal para mejorar afecciones de garganta, como la ronquera o la afonía. En general, resulta eficaz para tratar faringitis, laringitis, bronquitis, asma y la molesta tos. 
Respecto a su forma de consumo, es preferible utilizar la planta fresca, ya que ésta resulta más efectiva que si está seca. Para preparar la infusión, pon a hervir agua en un recipiente y añade 10 gramos de planta por cada taza. Ten en cuenta que se pueden aprovechar tanto el tallo como las hojas y que, en el caso de que uses erísimo fresco, debes emplear el doble de cantidad que si está seco. Mientras te dure la afonía, toma hasta cinco tazas diarias para que surta efecto. 
Los mejores resultados se consiguen combinando las infusiones con enjuagues bucales. Utilizar la decocción concentrada tiene un gran efecto como calmante de  irritaciones. Haz gárgaras dos o tres veces al día, por la mañana y por la noche, con la bebida tibia y con jugo de limón, ya que resulta muy antiséptico. Tanto si la utilizas como enjuague bucal como si la tomas en infusión, puedes añadir una cucharadita de miel a la mezcla. De esta manera, reforzarás su acción y notarás como suaviza tu garganta. 
Tisana balsámica
La tisana es una bebida que combina diferentes hierbas medicinales en función del problema que se pretenda solucionar, entre las que destacan el erísimo, la agrimonia, la raíz de malvavisco o el eucalipto. El objetivo es potenciar los efectos de las plantas de propiedades similares en una bebida, haciéndola doblemente eficaz. La afonía encuentra en la tisana balsámica un aliado, ya que actúa como ligero expectorante frente a la inflamación de las vías respiratorias superiores.
El erísimo se puede mezclar con otras plantas de propiedades similares. Es el caso de la flor de malva, que contiene mucílagos con propiedades calmantes y antiinflamatorias para el aparato respiratorio. También la agrimonia, que contiene gran cantidad de taninos, es otra planta conocida por su uso para tratar afecciones de boca y faringe. Y la raíz de malvavisco, que se ha utilizado desde la Edad Media con fines terapéuticos para curar las inflamaciones de garganta. Pero el clásico, sin duda, es el eucalipto por su gran acción antiséptica. De hecho, sus hojas han sido utilizadas desde siempre en el tratamiento de las vías respiratorias. 
¿Cómo se prepara la tisana balsámica? Es tan fácil como poner a hervir un litro de agua con cuatro cucharadas de erísimo seco, agrimonia y raíz de malvavisco. Deja reposar la infusión tapada varios minutos para que el agua se impregne de las propiedades beneficiosas de las plantas y filtra la mezcla. Puedes tomar dos o tres tazas calientes de esta mezcla al día. Una forma cómoda y eficaz de recuperarte de la afonía.

Se ha producido un error en este gadget.